Mis aventuras por la India por Morelia Parte 1

Mis aventuras por la India por Morelia Parte 1

Llegamos con mi novio un 30 de mayo a la ciudad de Nueva Delhi, capital de la India,  después de un vuelo de British vía Londres. Ya en el aeropuerto uno puede imaginarse lo que será este país tan particular, esta cultura tan fascinante y abrumadora a la vez.

En una ventanilla contratamos un prepaid taxi…un auto bastante antiguo redondo..y muy deteriorado, tipo Morris, que nos salió 170 rupias (aproximadamente 4 dólares) . Ya al llegar, tuvimos una muestra de cómo son los Indios. Además del conductor, el típico Indio de piel oscura, aceitunada, pelo lacio, ojos bien oscuros y expresivos, subió un acompañante, igual al otro pero bastante sucio y con los pelos parados. A los 5 minutos pasamos por un control de policía. Pararon nuestro taxi, hablaron en indio, lo hicieron bajar bruscamente al acompañante y nos preguntaban si estábamos ok?? Nunca supimos a qué subió el otro hombre…

Así fue nuestra llegada a la India, con un calor insoportable y la locura del tráfico. En la India siempre hace calor, cuarenta grados como mínimo y hay miles de personas por todos lados. Conducen por la izquierda como en Inglaterra, pero no con la organización de Inglaterra. Aquí todo es desorganizado, y el tráfico es un fiel exponente de la cultura: un caos. Los coches pasan por la izquierda rapidísimo, nadie respeta nada, todo el mundo toca bocina al mismo tiempo.

En la calle, se ven cientos de rik-shows (son vehículos de  tres ruedas tipo bicicletas que trabajan de taxis) .Todos te ofrecen en inglés llevarte a algún lado. Los Indios son muy insistentes en ofrecer sus servicios, y no se conforman con una negativa. Todos los taxistas te ofrecen viajes , y después de hacerlo,  te piden más de lo acordado o propina sin ninguna vergüenza.. , o te cobran un parking que no existe o ya fue pago, y si les pedís un ticket te dicen después… después y no vuelven a hablar del tema. Es muy estresante tratar con ellos. Lamentablemente ven al turista como a alguien que tiene dinero y debe gastarlo con ellos. Te llevan adonde ellos quieren, a las tiendas donde tienen comisión aunque les hayas dicho que no, paran en la puerta y  te miran.. . Lograr ir al lugar que uno quiere requiere una paciencia tremenda, insisten y cuando llegaron al límite de tu paciencia y ya estás realmente enojado te preguntan… happy , madam???

No Comments

Post a Comment