Qué no puedes perderte en la Habana

Qué no puedes perderte en la Habana

Cuba se está convirtiendo en un país cada vez más atractivo para viajar. La tranquilidad política de la que goza en los últimos tiempos facilita mucho las cosas a los que nos encanta viajar y queremos conocer una tierra tan increíble como esta isla, en medio del Caribe. Y dentro de Cuba, la Habana es sin duda una ciudad que nunca deja de sorprender. En este post trataré de darte mis consejos sobre qué no puedes perderte en la Habana.

que-no-puedes-perderte-en-la-habana

Descubre qué no puedes perderte en la Habana

Seguramente hayas escuchado mucho sobre la capital cubana, pero lo que nadie va a lograr transmitirte nunca es el ambiente de las calles de la zona antigua. La Habana antigua es como un viaje a unas décadas atrás. Sus fachadas coloridas, sus comercios a pie de calle y la sonrisa de la gente que en ellas se encuentran es de lo más llamativo. Créeme cuando te digo que ni en un día entero uno tiene suficiente para disfrutar de este barrio. La arquitectura de muchos de sus edificios es asombrosa, y muchos de ellos constituyen por sí solos auténticas obras de arte.

Luego por supuesto esta es la zona de la ciudad que concentra algunos de los puntos más famosos de la ciudad, empezando por la conocida Plaza de Armas, pero sin olvidar otras como la Plaza de la Catedral, donde también es interesante ver el monumento religioso más importante de la ciudad. Una plaza que llama particularmente la atención es la Plaza Vieja, valga la redundancia. En un día soleado permite una vista preciosa. Y la verdad es que disfrutar de sol en la Habana es bastante habitual.

Muchas veces se dice que las ciudades se conocen paseando, y creo que pocas veces esa frase cobra tanto sentido como en la Habana. El Capitolio, el Castillo de los Tres Reyes o alguno de los muchos museos de la ciudad, como por ejemplo el Museo de la Revolución, son interesantes, pero no hay nada comparable a dar una larga caminata por el Paseo del Prado, el Malecón (la zona del paseo marítimo) o la parte antigua en general.

catedral-la-habana

Por otro lado, recomiendo sobre todo dejarse llevar y entrar en el máximo número de comercios, algunos con artesanías muy interesantes. También probar todo tipo de restaurantes, ya que en Cuba se suele comer bien y muy barato. Y por último, disfrutar de la noche. Si hay gente con sentido de la fiesta y el ritmo, esos son los caribeños. Encontrarás muchos locales donde disfrutarás de música en directo. Como comprobarás, uno puede disfrutar muchísimo de la noche sin tener que ir a discotecas cerradas tan típica de otros lugares del mundo.

Espero que te haya gustado este post sobre qué no puedes perderte en la Habana. ¡Si quieres añadir algo más estaré muy contento de leer tu comentario!

No Comments

Post a Comment